miércoles, septiembre 02, 2009

Sever la noicanimircsid



Hey, what's up. Un marroc, por favor.











Sí.












¿Cuánto es?











$1,25.











Jajajaja, no, en serio.










$1,25.










¿Unoveinticinco? ¿Vos me ves cara de pelotuda?










Dale, nena, no tengo todo el día, ya son las 6, ahora viene todo el mundo.












No, no, pará, no puede ser. Check your pricelist.










No.










¿No?









No.










¿O sea que planeas timarme así sin más?











¿Timarte? ¿De dónde saliste, de una novela de la tarde?










... (toda la gente se ríe de mí)









¿Y qué pretendes que te diga, imbécil? (más risas) WTF









Nena, pagá o te vas.










No, esto no va a quedar así.










Pffff, me estás cansando.










¡Pero vos me estás pidiendo UNO VEINTICINCO por un fuckin' marroc!








SÍ, SALE UNO VEINTICINCO, Y ASÍ ESTÁN LAS COSAS, QUERIDA. ANTES TE SALÍA 30 CENTAVOS, SABÉS QUE? I DON'T FUCKIN' CARE, SALE UNO VEINTICINCO Y SI NO QUERES PAGARLO, NO LO PAGUES. A MÍ ME IMPORTA MUY POCO QUE LOS PRECIOS LOS INVENTEN O QUE NO SEA JUSTO. DEL OTRO LADO DEL MUNDO HAY UN MONTÓN DE CHINITOS EN UN GALPÓN HACIENDO ESAS ZAPATILLITAS DEL ORT* QUE TENÉS PUESTAS, ASÍ QUE EL SISTEMA LO QUE NO PIDE POR UN LADO, LO SACA POR EL OTRO.







Pe...











TODAVÍA NO TERMINÉ.











Creo que no tengo más ganas de marroc.









VAS A COMPRAR ALGO, TE GUSTE O NO. DEMASIADO TIEMPO PERDÍ EN ENSEÑARTE A NO QUEJARTE POR CUALQUIER COSA.










Ufa, loco, no quiero comprar un marroc y encima tener que soportar tu sermón sobre las injusticias sociales.








Too late. Y esperá a que empiece a decirte que no hace falta ir a China para encontrar gente explotada y...








Voy, a pagar el marroc para no pensar más en tí. Y así olvidar tu kiosko, dejarlo como una ilusión. Ahí entre las cosas horribles, donde escucho lo que dices. Yo sólo quiero comer un chocolate, y ser felizzzzz...





¿Cómo te lo diré? ¿Cuánto te cobraré? Pensé, mucho mucho, para decidir. Te cobraré dos pesos, un peso, lo regalaré? Y por eso, tu cara vi, y el precio acorde te di.








Contigo aprendí, que las golosinas no se disfrutan pensando en Chinaaa...










Contigo aprendí, a justificar un poco mejor mis precios.











Aprendí, que un marroc acá sale unoveinticinco.










A hacer mayores mis enormes ganacias.











Que debí poner más cara de sufridaaaaa...










Contigo aprendí, como cobrarle a las burguesitas asustadas...











Contigo aprendí, los altos precios no tienen justificación alguna...









Aprendí que puede una venta ser más rentable y placentera, si yo le hecho todas las culpas a la clienta... Las cosas buenas yo contigo las aprendí...











Y contigo aprendí, mi último marroc, el día en que te conocí.










Y esa es la historia de por qué nunca más me compré un marroc.






















14 comentarios:

mandrake el vago dijo...

eh ejem... eh... p... p... prriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!
:D :D :D

mandrake el vago dijo...

eh que pasó tan rápido? que pasó?
bue
Priiiiiiiiii
Priiiiiiiiiiiii
Priiiiiiiiii
Priiiiiiii
:D :D :D

mandrake el vago dijo...

jajajaja
ex- celente!!!
Tia, no te dejes correr por estos peqeñoburgueses reaccionarios :P
:D :D :D
Agaunten los chocos! :D :D
PD: Luismi además dle marroc tiene que largar el tiramisu, el flan con crema, los tacos, el chile, las tortas de jamón, los jamones enteros, la torta d equeso, la choco torta y s tu ciudad te importa votá a laporta (ah no eso no iba :P)

Tomás Münzer dijo...

Ventanita emergente, yeah! (todavía me dura la emoción)

Ahora, te corrió un kiosquero??? Es lo menos que te corra un kiosquero, yo creo que habría que darles el capital y pongan el valor objetivos de los marrocs, te imaginás? Ahí te re contra re mil podría correr con los talleres de chinos...

El Profe dijo...

Ufa... los Marroc me gustan ahora no sé que hacer... ir o no ir al koskio :S

Hermana de SDU-7 dijo...

Ohhh, hace años que no como un Marroc.
Luismi es puto.
Puto el que se llama Luisimi.

SS dijo...

Hace un par de semanas voy a la verdulería.

Yo: 1 kilo de zapallitos.
(El flaco que me atendía llena una bolsa, la pesa, va a anotar y le pregunta a otro de los flacos)
Flaco1: ¿Cuánto está el kilo?
Flaco2: $9.
Flaco1: Dale, boludo, en serio.
(Al dueño:)
Flaco1: ¿Cuánto está el kilo?
Dueño: $9.
(El Flaco1 no sabía donde meterse, me mira y me dice:)
Flaco1: ¿De verdad los querés?
Yo: ...

mandrake el vago dijo...

jajaja
el otro día cuando me dijeron siete pesos no la podía creer...
(Igual, nada como el tomate a catorce, "personaje del año"de la barcelona)

Tyler Durden dijo...

jajajaja por dios!!!! ese marroc tenía alucinógenos, por eso el precio!


Che, estoy esperando ordenes, quiero filmar!

Te voy a romper todo el boliche!

Cosas de la Vida dijo...

pero siempre!

los precios son asi de traicioners, malditos chinos!

Yo por suerte soy amigo de la piba del quiosco y siempre me quejo de los precios, asi me descargo!

La puta madre, todavia no le pague los porrones que anote el sabado a la tarde, se me pasa la semana y llega el fin de semama, quiero tomar un porron!!!!!

Respeto!

Hermana de SDU-7 dijo...

Ayer me comí un Marroc. Fue muy feliz.

Nada, eso.
ADJLLJIAF=)FA(FAO

mandrake el vago dijo...

hasta acá llegó el envión :P :P :P

tiacosas dijo...

mandrake: luismi rules.

Tomás: no subestimes a la mafia kioskeril.

Profe: no caigas en la tentación! $1,25 es demasiado!

hermana: no.

SS: tu barrio igual es medio choreador. Cerca de mi casa están 7 pesos.

mandrake: por lo menos vos vivis en un barrio proletario como el mío y te sale más barato que en el barrio burgués de SS.

Tyler: te vamos a llevar al calabozo, por desacatáu.

Cosas: pagá ahora que sino te van a venir con intereses.

hermana: mal ahí.

mandrake: ¬¬

Tsunamis de emoción y arcoiris multicolores para todos!

sergio jaime dijo...

Mi experiencia de ex quiosquero, ex vendedor de ropa me producen cierta simpatia por lo vendedores. Una frase celebre: es lo que hay. otra frase celebre: a llorar a la casa.

sj